Una perla per gentilesa de la casa Dodot

Amb l’aval de l’Institut Dexeus de Barcelona, Dodot, una marca de referència per a les famílies amb criatures del nostre país, publica amb data febrer de 2011 (sí, sí, no estem parlant dels anys cinquanta) un desafortunat article sobre els nostres fills i la disciplina, on les bufetades i la violència queden justificades en benefici del que ells en diuen “educació”. És tan barroer i aberrant el que s’hi diu, que la reacció a les xarxes socials no s’ha fet esperar i, en només un dia, la casa Dodot s’ha vist obligada a retirar l’article i demanar disculpes. La disculpa no em convenç, perquè no demostra cap interès per part de Dodot en la criança respectuosa; simplement, rectifiquen per interessos comercials. Per part meva, doncs, em resistiré durant una bona temporada a comprar res relacionat amb aquesta marca.

Aquí us deixo la perla:

Sin lugar a dudas, el tema más debatido entre padres y médicos es si los castigos físicos como los cachetes debieran o no formar parte de la educación de los niños, el dilema de pegar o no pegar. Todos consideran que la disciplina es importante, pero no todos concuerdan en las formas en que ésta debe aplicarse.

En 1996, tras varios años de investigaciones y debates, la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) emitió una declaración de consenso acerca de los castigos físicos, cuyos puntos principales mencionamos a continuación.

Pegar, una de las formas de aplicar castigo físico, se define como:

* Castigo físico que es no perjudicial.
* Su objetivo es modificar el comportamiento.
* Se aplica con la palma de la mano en los brazos, las piernas o las nalgas del niño.

Aunque ningún estudio a largo plazo ha mostrado la efectividad de los cachetes, tampoco existe ninguno que haya demostrado que este tipo de castigo cause efectos importantes a largo plazo.

Otro tema muy distinto son los castigos físicos infantiles que van más allá de estos límites, como por ejemplo, golpear con objetos, dar bofetadas en otras partes del cuerpo (como la cabeza o el rostro), causar heridas o combinar los castigos físicos con la rabia descontrolada.

Dicho tipo de castigo no modifica el comportamiento en forma permanente y se asocia con efectos negativos a largo plazo, tales como aumento de la agresividad, baja de la autoestima y problemas para relacionarse con el resto de las personas. Este tipo de castigo corporal se debe evitar.

* Los cachetes no deberían ser la manera principal para aplicar disciplina a ningún niño. Si queremos lograr que un niño se comporte, existen métodos mejores, cuyos efectos son más duraderos y de menor riesgo.
* No es recomendable pegar a bebés ni a niños menores de 2 años, ya que el riesgo de causar heridas y de que el castigo se intensifique es mayor para este grupo de edad.
* Si el encargado de cuidar al niño siente que pierde el control, no es aconsejable que golpee al niño ya que en esas circunstancias, el peligro de causar daños físicos y psicológicos es mucho mayor.
* Los castigos físicos en niños mayores y adolescentes no son efectivos y se les asocia a conductas agresivas y muchas otras formas de disfunción del comportamiento en etapas posteriores de la vida.
* Si los padres sienten que pegan “constantemente” a su hijo, deberían retractarse y ver si pueden actuar de forma distinta. Por lo general, existen muchas formas que pueden ayudarnos a mejorar las cosas.

Disciplinar significa enseñar, pero la enseñanza o el aprendizaje no pueden llevarse a cabo si los niños siempre escuchan la palabra “No”. Los padres que pegan mucho generalmente sienten que pierden el control y no logran imponer disciplina de forma eficaz. Además, es posible que uno de los padres le esté exigiendo demasiado a su hijo, que éste se sienta muy herido o frustrado o que la situación empeore antes de que uno de los padres decida hacer algo al respecto.
* Hoy en día, a todos nos preocupa la agresividad que existe en nuestra sociedad, la cual está siempre presente y a la cual nuestros hijos están expuestos de forma constante y abrumadora. Actualmente, el castigo físico tiene un significado distinto al que tenía hace un par de generaciones.
* No es bueno enseñar a un niño que los problemas se resuelven mediante conductas agresivas, una lección que lamentablemente corren el riesgo de aprender a través de los medios de comunicación.
* Si crees que debe pegar a un niño para que se comporte, al menos reserva ese castigo para las situaciones en que deseas lograr un impacto inmediato en él y mostrarle que esa conducta no sólo está prohibida, sino que también es peligrosa. Un ejemplo sería que el niño corra hacia una calle o encienda una cocina.
* Por lo general, el castigo físico asusta y enoja al niño y resulta muy molesto para la mayoría de los padres. Estas riñas dejan cicatrices, por lo tanto, es importante que pienses bien antes de golpear a tu hijo para ver si realmente vale la pena hacerlo.
* La información es clara con respecto a muchos puntos: golpear a niños mayores, golpear con objetos, golpear la cabeza, el rostro o el vientre, causar heridas o cicatrices permanentes, son acciones que producen daños que promueven la agresividad, los problemas de comportamiento y el resentimiento en el futuro.

Cualquiera que sea tu decisión con respecto a pegar, asegúrate de que todos los miembros de la familia y la niñera estén de acuerdo en la forma en que aplicarán la disciplina. Las contradicciones perjudicarán los planes mejor elaborados. Ten por seguro que los niños que perciben que hay diferencias de opinión van a causar una pelea entre sus padres o recurrirán a la abuela para que los proteja. Un niño que no conoce límites, que no está seguro de las consecuencias de sus actos o que cree que la disciplina es negociable, es un niño ansioso e infeliz. Juntaos y discutid este tema. Un plan de disciplina elaborado en conjunto es conveniente para todos.

Artículo realizado por la Dra. Suzanne Dixon
Avalado por Instituto Universitario Dexeus. Barcelona

La reacció a internet és infinita; aquí, alguns articles:

La casa de las mamas: Dodot y pegar a los niños

Habichuelas mágicas – Boicot a Dodot

Bebés y más: Dodot explica en su web cómo pegar y castigar

Monitos y risas: el boicot a Dodot

Madre Tierra: Dodot y pegar a los niños

Campanya al Facebook

Advertisements

6 comments

  1. Retroenllaç: Boicot a Dodot «
  2. Retroenllaç: Una perla per gentilesa de la casa Dodot // la tafanera
  3. maria

    jo he enviat un mail (tot i saber que havien retirat l’article) i encara estic esperant que em contestin. la llàstima és que hi hagi gent que treballi per lo millor pel bebe en bolquers i toballoletes i que en paral·lel avali que s’ha descrit. impressionant!

    M'agrada

    • mestressa

      Maria, jo no penso que ells treballin per lo millor per al bebè, sinó per emportar-se un bon pessic del mercat dels bolquers i productes per a nadons. Aquesta web que tenen amb articles científics és pur màrqueting; el problema és que amb aquest article els ha sortit el tret per la culata i ara hauran de fer una contracampanya de màrqueting encara més forta per netejar la imatge. Crec que no hi ha res més que això. :-/

      M'agrada

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s